Tendencias en refrigerantes ecológicos para soluciones de enfriamiento

A medida que aumenta la recopilación y el análisis de datos en todos los procesos de negocio, se necesita de equipos más especializados para el enfriamiento de salas, edificios tecnológicos y data centers. Hay ciertas tecnologías que están impulsando el rápido crecimiento del mercado de enfriamiento, tal es el caso de la inteligencia artificial, tecnología inteligente y computación en la nube, los cuales requieren más almacenamiento de datos. Pero con la mayor demanda de enfriadores, también aumenta la demanda de eficiencia en su uso. Te contamos cuáles son las nuevas tendencias en refrigerantes ecológicos para soluciones de enfriamiento.

 

En los procesos y aplicaciones para las que se requiere enfriamiento que cuide el equipo vital de tu empresa, se necesitan de soluciones creativas y rentables que al mismo tiempo buscan la reducción de energía con costos competentes, no sólo porque es más eficiente en términos económicos, sino porque la reglamentación europea de gases fluorados presta particular atención a los refrigerantes utilizados hasta ahora (HFCs) a causa de su alto valor de PCA o GWP1 (por sus siglas en inglés de Global Warming Potential). En este sentido, la normativa impone que, a partir de 2020, está prohibido el uso de refrigerantes con un valor de GWP superior a 2,500 en el mantenimiento y también está prevista una reducción gradual de la cantidad de gases de efecto invernadero que se pueden comercializar.

 

La necesidad de encontrar productos sustitutos que respeten los nuevos límites de GWP impuestos por la reglamentación de gases fluorados generará un cambio importante en el escenario de uso actual. De hecho, los fluidos más utilizados en la actualidad tienen un valor de GWP superior a 2,000, mientras que aquellos de menor valor aún no se utilizan ampliamente.  

 

Al mismo tiempo, existe una tendencia en el uso de tecnologías de enfriamiento que son más eficientes y utilizan refrigerantes ecológicos que limitan el impacto sobre el calentamiento global y, por ello, ha aumentado el uso de enfriadores por aire sobre los que utilizan agua. La razón por la que se están prefiriendo es porque los enfriadores por aire ofrecen ventajas tales como mantenimiento reducido y menores costos de instalación del sistema.

 

¿Qué soluciones hay para cumplir con las nuevas tendencias de enfriamiento?

 

En Logisa, por ejemplo, los Chillers de Misión Crítica utilizan refrigerantes ecológicos. Los más comunes son el R410a, R407c y R134a, que no tienen potencial de eliminación de ozono (ODP), tampoco son flamables ni tóxicos, aunque sí tienen un porcentaje respecto al potencial de calentamiento global (GWP).

 

Estos refrigerantes serán sustituidos en corto plazo por unos de nueva generación que buscan reducir las emisiones de efecto invernadero, los denominados A2L (refrigerantes de baja toxicidad, ligeramente inflamables).

 

La sustitución quedará así:

 

Refrigerante actual                         Refrigerante Sustituto

       R-134a                                                                       R-1234ze

       R-410 a / R-407c                                                       R-454B

 

Esta nueva generación no participa en la eliminación de ozono, y el potencial de calentamiento global (GWP) tiene niveles bajísimos (6 y 465, respectivamente) en comparación con los que se utilizan actualmente.

 

Los refrigerantes A2L (ligeramente inflamables) se caracterizan por un bajo calor de combustión y una velocidad de propagación de la llama (Burning Velocity) inferior de 10 cm/s (ASHRAE 34 – ISO 5149).

 

Otra característica de estos tipos de refrigerantes es el alto valor del parámetro MIE (Minimum Ignition Energy) que representa la cantidad mínima de energía requerida para la ignición: cuanto mayor es el valor del MIE, menor es la probabilidad de ignición. Por ejemplo, el R1234ze tiene un MIE comprendido entre 61 000 y 64 000 mJ. Por lo tanto, para estos refrigerantes se necesita una elevada energía para la ignición, como por ejemplo una llama libre o una superficie muy caliente.

 

La baja velocidad de propagación de la llama y la elevada energía requerida para la ignición lleva a definir estos refrigerantes como ligeramente inflamables: la probabilidad de ignición es muy baja y, si esto sucediera, la llama se propagaría a una velocidad tal que se podría apagar por el viento o por pequeñas corrientes de aire.

 

El ahorro energético y las aplicaciones de tecnología sustentables son una tendencia en aumento que se requiere hoy más que nunca para que las instalaciones operen a su máxima capacidad.

 

Si deseas conocer más sobre cómo adquirir chillers o qué considerar para instalar un chiller de misión crítica, y enfriadores que cumplan con las nuevas tendencias de sustentabilidad para tu data center o el centro de alta tecnología que lideras, acércate a un experto para que te asesore y te ayude a obtener los mayores beneficios por tu inversión. Logisa tiene a los mejores asesores, quienes te ayudarán a que tu inversión sea la más eficiente.


 

Nueva llamada a la acción

  • 18 Mar, 2020
Chillers