¿Cuántos tipos de Plantas de Emergencia existen?

Las plantas de emergencia son generadores eléctricos de un Data Center que proporcionan alimentación eléctrica de una forma rentable y ––siempre que se les procure mantenimiento–– una forma confiable de generar energía en el sitio. Las Plantas de Emergencia son grupos electrógenos de respaldo que resultan una maravilla compleja de ingeniería, y que cada Data Center debe tener pues, aunque esperas nunca necesitarla, las cortes eléctricos son tan normales como una tormenta eléctrica cerca de las instalaciones. Ya te explicamos qué son y para qué sirven en nuestro artículo anterior, pero ahora te diremos cuántos tipos hay de Plantas de Emergencia

 

La división más sencilla y conocida tiene que ver con su capacidad de movimiento, así que se dividen en Plantas de Emergencia Móviles y Fijas.

 

Las Plantas de Emergencia Móviles se encuentran sobre una plataforma con ruedas o sobre un vehículo, mismas que pueden ser transportadas y desplazadas y, como consecuencia, colocarse en un sitio para abastecer de energía eléctrica el tiempo que se requiera, ya sea a un Data Center o a una sala de resguardo de alta tecnología. Este tipo de Plantas de Emergencia normalmente cuentan con caseta acústica para exteriores.

 

En el caso de las Plantas de Emergencia Fijas, normalmente se instalan dentro del predio donde se encuentra la carga a respaldar y pueden ser colocadas en el interior o exterior. Sin embargo, una vez instaladas, ya no será posible desplazarlas. Única y exclusivamente servirán a la instalación para la que fue llevada.

 

Esto es importante porque definirá el tipo de inversión inicial que realizarás en tus instalaciones, no sólo en materia de gasto sino también de espacio.

 

Tipos de planta por combustible

 

Por otro lado, además las plantas se pueden dividir por el combustible que las mueve. La mayoría de los generadores de respaldo o plantas de emergencia funcionan con diésel o gasolina, por lo que los Data Centers tienen suficiente combustible disponible para ejecutar sistemas durante 24 a 48 horas o más si es requerido. El número de generadores y el voltaje total dependen de los requisitos de energía que cada sitio necesite.

Sin embargo, la tendencia es usar plantas más sustentables y ahora se están usando las de gas.

 

Cada uno de estos tipos tiene diferentes características, por lo que conocerlas te ayudará a seleccionar la unidad que realmente necesitas.

 

1. Diésel

Un generador diésel es una combinación de motor diésel y generador eléctrico, y se usa en lugar de la red eléctrica durante una falla de la red eléctrica.

Uno de los principales problemas que presentan las Plantas de Emergencia a Diesel es el traslado de este ya que lo deben realizar empresas especializadas, siendo el suministro de combustible una de las consideraciones más críticas, así mismo las reservas de diésel, en ocasiones, permanecen por largos periodos de tiempo, se utiliza dentro de las dos o tres semanas posteriores a la salida de la refinería —lo que es opuesto al escenario óptimo.

Si las reservas de diésel son viejas es muy posible que lleven a un apagado prematuro los generadores o simplemente no arranquen. Por esta razón, los proveedores deben analizar muestras de combustible anualmente y actualizar sus reservas para evitarlo.

Para eludir en gran medida fallas mientras los generadores están funcionando es importante contar con arreglos redundantes.

 

2. Biodiésel

En el intento por reducir las emisiones contaminantes de los combustibles, se ha usado biodiésel. El proceso para eliminar el azufre en el diésel puede afectar la funcionalidad del combustible y, para compensar, los refinadores incluyen aditivos. Algunos de estos aditivos, como ciertas formas de lubricantes, deshielo y biodiesel aumentan la capacidad del combustible para absorber agua. Eso significa que ponen en riesgo su efectividad, pero no eliminan del todo su capacidad contaminante.

 

3. Gas Natural

El uso de gas natural es más atractivo para aquellas empresas preocupadas por alimentar su infraestructura con energía limpia. Las compañías que confían en este sistema esperan ahorros operativos con el tiempo, porque el gas es mucho más barato que la electricidad en varios lugares del mundo, y porque las líneas de gas resultan más confiables que las líneas de transmisión eléctrica. Incluso, en algunas ciudades de Estados Unidos existen incentivos fiscales federales para el uso de celdas de combustible e incentivos estatales.

 

Ya que hayas realizado el análisis de qué tipo de Planta de Emergencia necesitas, tu empresa debe asegurarse de que operan de manera segura, que cumplan con las regulaciones ambientales aplicables y que los administradores controlen los gases de escape, como el monóxido de carbono o el óxido nítrico.

 

Para tener más detalle de las cualidades de cada una de las Plantas de Emergencia que existen para los Data Centers u otras salas de alta tecnología, contacta con uno de nuestros asesores en Logisa, quienes te ayudarán a realizar la mejor elección, siempre pensando en tus necesidades y en hacer una inversión eficiente.


 

Solicita una asesoría

 

  • 30 Jun, 2020
Energía de Respaldo